dónde esta la piedad?(o domingos de’Námaste’)

IMG_3604

Esto sabía iba a llegar, esto sabía lo dejaba pasar, hasta ya.

Lo busco, lo fácil, la palabra ‘pietas‘, de devoto, de bueno. Empezamos bien, confirmo la razón por la que una, que a veces, yo diría las más de las veces, a fuer de lo que perspectiva externa pueda proyectar, na na, me cuido, y me protejo, de lo importante, es decir, por ejemplo, envío clara comanda a mi cerebelo de obviar y no perder tiempo en búsquedas de significados que no van a mostrar mi confusión, sino confirmar lo que vengo ya yo afirmando. Fatal.

Pues no hubo forma ya de que obedeciese el rebelde, oiga, será un tema de masa, se me está esparciendo, que no dispersando – eh, eh, esa soy yo misma, alguna vez,  que no las partes orgánicas y pobres mal tratadas de mi cuerpecito-, digo, y tal vez por ello no llega a los ganglios basales y ahí en ese camino pues ya yo retocé entre la etimología y raices del tema, la ‘piedad’.
IMG_1526

No se me había antojado el palabro hasta que lo sufrí, la falta del mismo, era la falta de un algo, un no saber qué pero muy preciso, en un brillo específico, preciso, en los ojos de persona amada, adorada, ensalzada a un ‘walhalla’ para uno inalcanzable, admirada, amada, – cuántas veces te digo que amplíes vocabulario, por favor,no seas repetitiva, querida!-.

Eso que decía, el palabro viene de la palabra pietas latina, que trata de lo devoto o bueno. Aha! Ves? en buena me metí apenas una etimología rondar. Que si uno sabiendo la consecuencia mete la cabeza es culpable del todo de todo.

Se define la pietas como un sentimiento que impulsa al reconocimiento y cumplimiento de todos los deberes, para con la divinidad, pero también con los padres, la patria, los parientes, los amigos, todo ser humano en general.

Para el Ayurveda, la meta del hombre no es sólo gozar del cuerpo y los sentidos. Esto ya es un plus para los que nos nacieron judeocristianos, vaya por delante mi respeto a toda fe y aún más que respeto toda mi envidia -creo que ambos no debieran ir en el mismo contexto de alabanza, verdad?, mmm, creo que esto será una errata de sentido, pero mi computadora no lo subrayó rojo, ergo, puedo seguir-, a los que fe profesan, por el dios que sea.  Dice esta ‘ciencia de la vida‘ que es meta del hombre controlar las emociones negativas, Ira, Envidia, Celos, Miedo, Crueldad, Vanidad, Falsedad, Mezquindad… y fortalecer las emociones nobles, Amor, Compasión, Piedad, Bondad, Perdón, Verdad, para que el hombre pueda ver claramente el estado profundo de su Ser y descubrir la fuente inagotable de felicidad que lleva consigo mismo.

Esto me genera una necesidad de bolsa de papel para hiperventilar, sí, de tal magnitud que no me da, ni el pulmón activo, ni los pies, que éstos debieran, ambos, seguir activos, para alcanzar la bolsa. Mejor continúo en respiración automática.

 

Con todo.

Será por acepciones, pero tan sólo una me interesa, me sirve, me reconforta en la comprensión del dolor, esto es algo que sin terapias ni estilos de vida, yo sola aprendí, no mitiga el dolor, pero sí alienta mi cabeza.

Es la tercera del diccionario de la RAE, lejos por tanto de ser una prioridad, lo cual también me sirve de refuerzo en mi acertada decisión de no gritarlo a la cara de mi amada las veces que acontece, temiendo y ahora sabiendo no va a haber entendimiento por lo que será transformado en aumento incontrolado de ataque con mi consiguiente hundimiento.

Dícese es ‘piedad’: Lástima, misericordia, conmiseración. Es decir, la falta de la misma habría de ser pecado castigado con inmediato arder en los infiernos hasta quedar reducido a nada.

Qué es en la práctica, en lo que importa. No ha de ser el saber cuándo bajar la fuerza en una discusión, que no has logrado evitar, con quien amas?

No ha de ser saber parar, y parar en seco, si el otro se desarma de puro sufrir? no somos de condiciones que nos enseñan hay que ser piadoso?

No puedo, y no voy a querer, con la falta de piedad en la mirada de quien me ama, no lo soporto, me aleja tanto, me causa tanto dolor en el alma. Dolor por distancia que noto incrustarse rasgando espacios para hacerse inarrancable.

Leí un comentario al efecto que me pareció delicioso, no delicioso como comerme la gotina de saliba que deja caer tu boca después de haberte besado con gana, no de esa, pero de aquesta parecida en efectos al alma.

Decía, con tamaña verdad que ‘Estamos viviendo un momento moral donde la piedad, la compasión y la caridad se acabaron. … Esa idea de que el otro puedo ser yo en su pecado, en sus errores, se acabó. Corre la idea de que uno puede tratar con una especie de limpieza higiénica al otro.’

Me retuerzo.

IMG_1533.JPG

Qué cosas, también dice este personaje, autor, o esta persona para quién la conozca o trate, cosas como la siguiente, que considero mucho más divertida para pasar y recordar la resaca de un extraño domingo de reversión, o al menos de ocultación de realidades…

…que…

A la hora del placer, como a la hora del dolor, el tiempo de las mujeres y de los hombres es radicalmente distinto.

Para los ­hombres el pasado es el refugio en que arrancan del presente. Para las mujeres no hay acto que no tenga consecuencias.‘          Rafael Gumucio.

 

Anuncios