has matado un conejo?

A quién madruga…”, qué? falacias, que ya lo reitero yo, falacias, coqueteos de adoctrinamiento devenidos en refranero español, falacias. -Que no quita que lo lleve bien adentro el refranero, pero son cuestiones de ‘genética abuelesca’, poca culpa la propia.-

Pues no resulta que en este estado en que uno se encuentra, ya manifestado en exceso – ver post anterior, si hay gana, que no necesidad, no.- antes del alba me pongo en camino, la oscuridad de la noche, con la oscuridad de la tormenta que lleva días sin cesar, el agua, la desgana, la falta de una canción que salga por los altavoces de mi coche, y el golpe certero que le endoso sin remedio a maldito conejo que tuvo que salir al asfalto, encima buscando sobrevivir, seguro, ‘bullshit‘, ‘un asco’.

Pues no paro y salgo y nada veo con tanta agua que cae y vuelvo y sigo y acepto rabiao’ que no hay nada por hacer, que el día apenas acaba de empezar. Sea.

Soy demasiado gatuno, demasiado de ‘Medianoche‘ como para preferir al conejo pero en mi fetichismo con el mundo de Alicia y los reiterados ‘que le corten la cabeza‘ que al cabo de la jornada retumban en mi cerebelo, junto con la oda -bien osado es uno- que le debo a un conejo, pues en fin.

IMG_3597

Decir conejos es para mí murmurar ‘voy tarde, voy tarde‘. Tarde? a la vida, es lo único que evité y lo único que hoy me abofetea.

Pero en fin, el conejo blanco dice muchas más verdades, pone a Alicia en su sitio: “Si no sabes pensar, NO hables!”, algo fantástico, algo soberbio, sino fuera que en nuestros tiempos se antojaría indicativo de algún ideario determinado que te clasifica, lejos de la realidad pero acorde con la libertad de expresión que se estila en tiempos del 4.0.

IMG_3593

Qué hay de cambiar de modo de transporte? No lo veo claro, no.

 

 

 

Por cierto, el día siguió como si no hubiera pasado algo que sólo yo sé que aconteció. – Frase aplicable a las cosas más relevantes para la vida de cada quién, que no?, así funcionamos-. Siguió como siguen las jornadas, con naturalidad.

“Soy capaz de tantas cosas y no se dan cuenta. O no quieren darse cuenta. O hacen todo lo posible por no darse cuenta. Necedades. Dicen que la vida se puede recorrer por dos caminos: el bueno y el malo. Yo no creo eso. Yo más bien creo que son tres: el bueno, el malo y el que te dejan recorrer.”   La conjura de los necios.- j.K. Toole

(Lectura primera de esta joya, cómo no había tropezado antes? Este es su tiempo, en fin.)IMG_2417

lánzame contra las cuerdas

La perspectiva forja tu idea de las cosas, sí, de lo que has dejado por lo que has alcanzado, sí. Pero no te garantiza hayas estado acertado en tu elección, si es que has sido el privilegiado de poder elegir, que en eso también la perspectiva tiene cosas por decir y definir.

Hay que aterrizar, de momento, tiempo de volver a volar una vez recuerdas el tiempo pasa en un espacio relativo donde la distancia la marca el ritmo de tu corazón, de tu ansiedad, de tu hipotálamo – que quieres, en algunos se marca en un punto chico de la parte de atrás de un cerebro hiperactivo e hipermolesto!-

 

Subía como el buen cristal, tan puro que da miedo probarlo.
Mis dedos llenos de alquitrán, sufrían por no mancillar.

De pequeña no aprendió a nadar, hace poco que me lo ha contado,
“Vente, yo te enseñaré a volar,
mientras llegan los demás…a nado.”     

Contra las cuerdas by SidecarsFullSizeRender 1

 

la falacia de la dignidad

No, ésta no me la regalan, pero tampoco me la quitan así como así, que no.

El día que puse este título de ‘dignidad’ andaba sobrada, que por más sepa yo que no es graduable en función de mi propio estado de ánimo, igual sirve para hacerme entender, ya, intentarlo, que recuerdo decía ‘un sabio un día‘- y sólo uso a Calderón por honrar mis bases, que, como mi comentada ‘dignidad’, tampoco, o menos aún, me las quita nadie, ni el tiempo-, digo, M.Sosa dixit, que entiendo seguirá diciendo pues de actualidad le están manteniendo, que ‘lo importante es hacerse entender, si no te conviertes en un idiota‘, así me desgaste yo en el intento. Otra guerra.

Y sí, ya me dispersé.

Ohmmm!

Ya!

Que no sé si incardina coherentemente o no en este contexto, ‘pa mí de más’, por tanto s’aguante el lector si una vez más le altero, bienvenido a la libertad de mi espacio que no a la publicación de un folletín por capítulos, oiga!

Mal, fatal querida. Esta rabieta de ‘pseudo dignidad’ mal llevaba no te la crees ni tú.

Aha, pero creada la conexión, lograda la coherencia.

Pues eso…

Digo yo, ayúdenme ayúdenme, por qué tengo que seguir comandas de comportamiento, por muy repetidas que me sean, sobre, por sobre todas un algo parecido a ‘Querida -mal empezamos, mal-, deberías tomarte las cosas -qué cosas digo yo qué cosas, cosa?cosa tú que me hablas con ese talante de creer tu comportar es ‘digno’de expandir a la masa- con menos seriedad -y tú con más de lo que sea, no te digo yo!-‘.

Pero vamos a ver, quién, en la escala de jerarquías e imposición de las reglas del juego, ha decidido que aquéllos que viven una existencia ‘de coña’, de ‘me la trae al fresco todo -que, a propósito, alguien me diga qué quiere decir esto en sí mismo-‘, han de decirme a mí que el poner rigor a mí vida y sus minutos, que son míos, que se me van y no vuelven, es menos aconsejable que la laxitud de un autómata respirar.

Por un lado me aburro enormemente si dejo pasar los instantes como si no fueren míos, alienada, si algún brebaje hago que acompañe los pocos de esos tempos que de otra manera mi cabeza y su hipotálamo imposibilitan relaje. Odio aburrirme. Lo evito. Pero por otro es que me enerva, me amarga, lidiar con el instinto, con mi rigor o con el grado sin refractómetro, lo perdí un día, de importancia que le doy a todo y al nada de lo que me acontece.

IMG_1146

IMG_1118

“mírame directo a los ojos, yo sabré mentir a dios por verte hoy…” Lucybell.