Una jornada en el oriente.II




image

image
Y ya, y al fin, el deleite ha tomado posesión del hipotálamo.

imageimage
Catalogan – qué nos gusta cata/clasi/cali..ficar cosas, oiga!- dos tipos de placeres, lo básico, lo sensorial, lo corpóreo, comer dormir jugar, esenciales dado nos mantienen con vida – let me say, un ‘chasco’- , y lo exquisito, lo del alma, lo que permanece, lo que importa – let me add, otro ‘chasco’-. Paso de la prudencia.

Todo válido en tanto no produzca desplacer, esto es si el coste de llegar a sentir el placer compensa, iguala o neutraliza.

imageimageimageimage

La búsqueda de sensaciones encontró recompensa.

imageimage              No llegó a física ‘histeria’ más supuso un aporte de bienestar que, como riesgo consciente ergo culpable (sobre todo si saliese menos bien), trae el recurrir a más desenfrenada o ansiosa búsqueda…mas ese puede ser o será otro ‘mush-up instant’.
imageimage
imageimage

 

 

 

 

 

Sobre el clasificar y encajar, sobre pertenecer.image

 

 

 

 

 

 

“Meter mucho ruido

a propósito de una ofensa recibida

no disminuye el dolor,

sino acrecienta la vergüenza.”
Boccaccio.
image

Anuncios

Un pensamiento en “Una jornada en el oriente.II

  1. Pingback: february & branding stuff | Notmebutme

Hey tù..sì tù..algo que decir? Do it!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s