A medias.

imageTe das, te me das en momentos de ‘desgobernabilidad’, esto es o dícese del que deja sin timonel su barca, merced de otros arrastres. Me encanta el palabro en clave de aptitud, incluso de defecto. Mal. Fatal.

Una vez entra el sabor, penetrando el frescor, aquietando el color, abriendo naricilla el olor, enjugando paladar el dulzor, encogiendo garganta el picor.
Qué seas tú, manzana o fruto de maceración? Igual. No se habría de dejar…me, así, a medio vaso de culín que fuere.
‘Te dejé con todo lo que tenía que dejarte.
incluido ese gusto a poco en la boca’.
imageimageimageimage

Aùn le queda al pomar su tiempo por completar, en chiquito pareciere fruta verde por madurar. Dejarlo o no, me sepan perdonar, no es inteligencia, cuanto inevitabilidad.

Cosa bien distinta es recurrir al dicho buscando así un consuelo, pero que me lo crea…

image

«El honor, como el tambor, se compone con un parche
y luego suena mejor».
Angelina, E.Jardiel Poncela.

Anuncios

Hey tù..sì tù..algo que decir? Do it!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s