Hay un ‘post’ en cualquier sitio!

                                                 



    Narración: Domingo, 8.16 de la mañana, pronto para nada, tarde para casi todo.

      No viene al caso comentar el por què de mi paseo matutino por las estancias, taza de domingo templada por el cafè en mano, bueno quizà la obviedad, no hubo ‘fiebre del sàbado noche’, licencias que da…el tiempo o el bagaje…
Como sea me brindó un momento regalado el despertar temprano. 
Irrumpe en las habitaciones de ventanas abiertas, junto con la excesivamente tenue brisa de amanecer, un tema de Silvio, que reza :   ‘Cuentan que cuando un silencio, aparecía entre dos, era que pasaba un àngel, que les robaba la voz.  Y hubo tal silencio el dìa, que nos tocaba olvidar, que de tal suerte, yo todavía, no termine de callar.’

    Pese a que mi relación con sus letras es de amor-odio, o de que año sí año no yo tomo y retomo para en una de estas estar tan ‘fruta madura casi pasada’ como para deleitarme y disfrutar con estas canciones sin haber llegado todavìa a tal logro -algún ‘amigo’ aprovecharía la confesión para decir algo sobre la carencia de alma, pero què le vamos a hacer, los ojos de quièn nos mira algo veràn. Tengan o no algún tipo de deficiencia ocular.- Muy por encima de este inciso indiscreto, es una inesperada sonrisa, ofrecida en el arranque de un nuevo peleón día, que un ‘galàn del sigloXXI’ use a un ‘revolucionario trovador del XX’, y la amarro bien fuerte. 
Y la comparto.
       No pude evitar correr a la ventana por si un semàforo en rojo había hecho parar instantàneamente un sueño de mañana de algún resquicio de amante, pensando honestamente en una casualidad musical de quien sólo quiere llegar a casa y dejar de blasfemar.
Ni lo uno, ni lo otro. Me zampè la canción al completo viendo unos brazos gesticulantes de ‘caballerete’ explicando una letra, un ‘espera espera, mira què dice ahora’ a una rubia, cierto es no era platino, pero sí con cara de ‘pesao’ calla y acabemos como sea con esto’…
      Cuàntas veces han jugado a componer la vida y el sentir de quien en un determinado momento se nos cruza, por un gesto, una exclamación de cuyo contexto desconocemos todo, què pretencioso el ser humano, pero què bien sienta convencerse tienen buenos y malos tiempos, como cualquiera.
…Les dirè, se llevó a la chica en su furgoneta blanca justo antes del final de la canción, ‘àngel para un…final!’.     
Que no tiene por què ser algo malo en sí mismo, au contraire!

Vamos ‘reina’, aún hay esperanza…hasta para tí! jiji!
Buenos días (o tardes, o noches, cuando sea lleguen)!
20130721-165842.jpg

Anuncios

Hey tù..sì tù..algo que decir? Do it!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s